Vistas a la página totales

viernes, 12 de enero de 2018

Case 800 Diesel (1958) Parte I: Narrow front

La  máquina

 


Los  tractores  conocidos  como  row  crop (cultivo  en  línea) en  el  mundo  anglófono, son  máquinas  capaces  no  sólo  de  preparar  el  suelo  con  los  implementos  arrastrados  desde  su  enganche  trasero, sino  también  de  internarse  luego  entre  las  hileras  de  plantas  ya  en  crecimiento. Allí, con  herramental  fijado  entre  sus  ejes, pueden  proceder  a  las  tareas  requeridas  por  los  cultivos  intensivos (aporcado, desmalezado, zanjeo para  el  riego, etc.). El  primer  exponente  de  esta  clase  de  tractores  fue  el  Farmall  Regular  de  1924  con  una  configuración  que  definió  la  tendencia  por  varias  décadas: tren  trasero  ajustable  en  ancho, y  un  tren  delantero  estrecho (Narrow  front) de  una  rueda  o  dos  ruedas  gemelas  que  le  daban  un  corto  radio  de  giro.  Con  estas  características, los  Farmall  podían  moverse  con  precisión  en  el  sembradío,  y  para  el  tamaño  típico  de  las  granjas  estadounidenses  de  esa  epoca, sus  22 Hp  de  potencia  les  eran  suficientes.
Ahora  bien, una  serie  de  cambios  demográficos  y  tecnológicos  alteraron  bastante  el  panorama  rural  estadounidense  hasta  la  aparición  de  nuestro  modelo  de  hoy. (Algunos  de  esos  cambios  pueden  extrapolarse  a  otros  países  de  América  y  Europa  también)
* El  Departamento  de  Comercio  de  los  EE. UU.  evaluó  que  el  porcentaje  de  la  población  nacional  habitando  areas  rurales  pasó  del  60%   en  1900,  a  16%  en  1950.
* Según  la  misma  fuente, el  número  de  establecimientos  agrícolas  en  1920  era  de  6,25  millones, descendiendo  entre  1950  y  1960  de  5,25  a  4  millones.
* Teniendo  en  cuenta  que  en  los  citados  períodos  no  se  produjo  un  descenso  apreciable  de  la  superficie  cultivada, es  fácil  deducir  que  cada  productor  rural  debió  trabajar  más  extensión  de  terreno.
* A  pesar  de  la  tradición  de  nafta  barata  en  los  EE.UU. (sólo  interrumpida  por  el  cimbronazo  de  1973), los  motores  diesel  se  fueron  imponiendo  por  su  bajo  consumo  especifíco  y  consiguiente  mayor  autonomía, imprescindibles  para  trabajar  en  terrenos  cada  vez  más  amplios.
Teniendo  en  cuenta  estos  precedentes  no  es  de  extrañar  que  la  J. I. Case  ofreciera  entre  los  modelos  de  su  "Series  B"  este  Case  800  de  54 Hp.
Con  una  potencia  desde  hacía  mucho  tiempo  habitual  entre  los  tractores  dedicados  al cultivo  de  grandes  extensiones  cerealeras  (Wheatland), esta  máquina  dedicada  a  la  producción  hortícola  mostraba  la  creciente  importancia  de  esta  última  actividad.
Además  de  motorización  diesel  y  dirección  asistida, Case  ofrece  en  esta  serie  un  adelanto  considerable: la  caja  automática  "Case-o-matic". Además  de ofrecer  un  amplio  rango  de  velocidades, estas  estaban  totalmente  sincronizadas  y  podían  ser  seleccionadas  con  un  solo  mando.
Como  los  dos  pedales  de  freno  estaban  en  el  lado  derecho, y  el  acelerador  era  manual, el  pie  izquierdo  sólo  servía  para  acompañar  alguna  canción  de  Hank  Williams ("Jambalaya and a crawfish pie and fillet gumbo / 'cause tonight I'm gonna see my ma cher amio...")
A  los  dos  años  de  su  lanzamiento  fue  reemplazado  en  la  línea  de  producción  por  la  "Series  30", que  potenciaba  sus  virtudes  con  mayores  perfomances  de  la  planta  impulsora.
 
Foto :  Mike47  en  http://www.yesterdaystractors.com/cgi-bin/viewit.cgi?bd=case&th=185398




El modelo


"No  hay  peor  cosa  que  un  bruto  con  inquietudes."
                                                      Juan  Domingo  Perón 

El  General  tenía  razón. Y  en  mi  caso, la  primera  inquietud  fue  el  color. Ordené  el  primer  ejemplar  de  estos  juguetes  de  Ertl  entusiasmado  por  su  configuración  de  triciclo  y su  librea  en  rojo  y  arena.
Pero  al  tenerlo  en  la  mano  noté  que  el  color  del  capó  y  los  guardabarros  era  un  rosa  desierto  aproximadamente  espantoso (En  realidad  es  un tono  engañoso  que  se  ve  mucho  mejor  en  las  fotos  que  en  la  mano). Otro  nuevo  ejemplar  que  en  las  imágenes  de  eBay  lucía  rotundamente  más  amarillo  no  representó  una  mejora  apreciable. Pero  veamos  como  era  el  modelo  original:






La  siguiente  de  mis inquietudes, común  a  todos  los  Ertl, fue  rellenar  la  unión  entre  las  dos  mitades  del  juguete, los  agujeros  de  los  remaches,  y  detallar  el  enganche. Para  cubrir  esos  remiendos  es  necesaria  una  pintura que  coincida  con  la  original, cosa  que  pude  conseguir  con  el  rojo  pero  me  fue  imposible  con  el  misterioso  tono  de  los  guardabarros  y  el  capó.
Finalmente  decidí  repintar  enteramente  las  partes  claras, perdiendo  así  todas  las  tampografías  originales  que  reemplacé  con  calcas  caseras.
Otra  inquietud  fue  el  frente. Tratando  de  darle  mayor  relieve  a  la  parrilla, le  fijé  trocitos  de  tansa  para  imitar  las  varillas  cubiertas  por  malla  de  alambre  del  sujeto  original, y  una  vez  pintados  los  cubrí  con  calcas  tramadas  también  caseras.
Por  el  momento, no  he  podido  fabricar  calcas  de  colores  claros  o  metalizados  que  sean  aceptables  (dependo  de  mi  impresora...). Para  reemplazar  las  tampografías  plateadas, que  en  el  modelo  representaban  las  insignias  cromadas  "CASE", encargué  un  sello  de  polímero  con  el  motivo  "en  espejo".


Aquí  está  el  sello  tal  cual  lo  recibí. Después  de  pintarlo  con  Humbrol  Metalcote  y  protejerlo  con  dos  manos  de  barniz  al  agua  quedó  bastante  aceptable:


Usando  una  hoja  de  trincheta  nueva  y  cuidando  de  mantener  todos  los  caracteres  unidos, rebané  individualmente  los  motivos  y  los  apliqué sobre  el  modelo  con  adhesivo  vinílico. Quizás  este  método  le  pueda  servir  a  algún  colega que  necesite  reemplazar  una  insignia  perdida  o  darle  el  toque  final  a  un  proyecto  de  conversión.
El  volante  original, pensado  para  un  juguete, es  bastante  exagerado  e  intenté  además  que se  pareciera  a  la  particular  forma  empleada  por  Case.


El  eje  trasero  con  topes  a  presión  estándar  de  Ertl, era  corto  y  grueso  como  para  representar  al  real  y  lo  reemplacé  con  un  perfil  de  duraluminio  extruido, resistente  para  soportar  el  peso  del  modelo, pero  lo suficientemente  blando  para  tornear  a  mano  sus  puntas.
Para  conseguir  ese  material  fui  a  una  mercería  a  cinco  cuadras  de  casa  y  compré  unas  agujas  de  crochet  de  3 mm ... 

El  respaldo  del  asiento  Case  era  muy  estilizado  y  ergonómico, y  la  representación  de  Ertl  bastante  grosera. Lo  sustituí  con  cuerda  metálica  de  guitarra  y  un  trozo  de  frasquito  plástico  que  tenía  la  curvatura  justa, y  aproveché  para  añadir  otra  pieza  de  gráfica  que  el  Ertl  no  tenía.
El  tren  delantero  era  bastante  grueso  y  presentaba  las  ruedas  paralelas. Después  de  desbastarlo  le  hice  un  corte  vertical  y  con  una  pinza  acerqué  los  bordes  del mismo  para  darle  a  las  ruedas  gemelas  la  comba  del  modelo  real.
El  resto  de  las  "inquietudes"  fueron  las  comunes:
*Retoques  de  pintura  en  admisión, escape, y  la  moldura cromada  del  capó.
*Abrir  los  faros  principales  y  añadir  unos  auxiliares  en  el  puesto  del  conductor.
*Sugerir  de  alguna  manera  el  tablero  de  instrumentos  y  el  emblema  del   águila  de  Case   en  el  frente.
*Añadir  un  par  de  mandos: acelerador  manual  y  palanca  de  cambios.   
En  fin, aquí  está  el  resultado  de  tanto  estropicio: 


















¡Hasta  la  próxima!